ENCUENTRO PASTORAL AFRO
Arquidiócesis de Cali
MARZO 20 DEL 2004

ASISTENCIA

ANTERIOR | INICIO | SIGUIENTE
 

TEMA ACTIVIDADESRESPONSABLES
OraciónLectura de JeremíasTodos
PresentaciónAuto Presentación
ActaLectura del ActaRodrigo Daza
EvaluaciónEvaluación del Encuentro pasadoTodos
CharlaLos problemas que enfrentan las comunidades negras hoy Sr. Marcos Salazar
CompartirEco
Preguntas,
Sugerencias.
Todos
CompromisosA adquirir
FinalCantoTodos

 

ECOS A LA PALABRA DE DIOS

Guillermo Albornoz: [...] que vean en Él, afro o no, la vida, me deje llevar de Él y no tenga miedo.

[Asistente]: "Antes de nacer ya te había consagrado". A veces duda de que sea así. Soy catequista en Cristo Maestro y nos tocaba una sobre la Semana Santa. Me tocaba la sexta palabra, no me tomé la pastilla y casi me desmayo con el micrófono en la mano. Creí que no era capaz, pero pensé que tenía que responder por esos niños. Tengo mi compañera pero ella sólo lleva dos años, me daba pena dejarla sola. Hice la catequesis normal, como si nada. Tomé bebiditas y aquí estoy. El Señor lo tiene a uno predestinado. Lo tiene a uno, pero llega.

Luz María Angulo: Me impresionan los llamados que Dios hace al hombre. El tiene para uno un camino y uno se empeña en salirse. Hace 14 años estoy desplazada. Llegué aquí y me dio la desesperación. Trabajo en una licorera de un hermano, vi matar tres personas. Pero me desespera no hacer nada. Dieciocho años trabajando en comunidades rurales. Me encontré con la Hna. Diana y el p. [...] me dijo que no me preocupara, que el Señor me tenía preparada para algo. Hay momentos en que uno como que no encuentra. Se me olvida Quién es El que tiene el control. Dejar mi soberbia, recordarlo a Él, que Se tiene las cosas trazadas.

P. Lyimo: Agradezco el compartir. Con el p. Carlos Alberto Zuluaga (anterior director de la Pastoral Afro, también de La Consolata), siempre nos fue difícil proponer el trabajo afro. ¿Cómo hacerlo en una parroquia donde hay mestizo, indio, además de afro? El obispo actual nos cuestionaba "¿Cómo llegar a una parroquia donde todos no son afro?". Siempre nos da un cierto miedo. El Señor le da a Jeremías autoridad para "destruir y plantar". En nuestra cultura hay cosas que hay que destruir y otras que aprender.

 


 

EVALUACION

¿Qué gustó? ¿Qué podemos fortalecer? ¿Cuál estrategia vamos a buscar para enviar siquiera cinco personas a Apartadó (al Encuentro de Pastoral Afrocolombiana)?

- Podría ser una rifa. Tenemos poco tiempo. Se podría hacer una de 300 mil, que no sea muy costosa. A 5 mil, que nos comprometamos, el que no venda que pague. Porque si ponemos obstáculos no vamos a progresar.

- También hay otras alternativas, no quedarnos con la primera.

- Un paseo también deja ganancias. Un bazar, un bingo. Podrían ser tamales, comida que uno compre que eso da. Habría que ver quién cocina. Pueden ser empanadas con gaseosa.

- ¿Dónde? ¿En qué espacio? ¿Aquí mismo?

- A cada uno se le puede vender, hacer diferentes actividades, aquí.

- En las actividades nunca debe buscarse la comunidad, es mejor la que está por fuera, por el desgaste. Una jornada de tamales, por ejemplo 200 o 300, implica dos días de trabajo. Se sacan 200 mil pesos, lo mismo que se invirtió.

- No tenemos base, sería que alguien la prestara.

- Se puede conseguir.

- Nos estamos desviando. Evaluemos el trabajo de la Pastoral, las reuniones, que hablen los que han venido.

- En la primera vez que vinimos, estuvo la Hna. Ayda Orobio, Marcos nos habló del trabajo que hace en la universidad. Sería bueno que vinieramos más personas, invitar. Tantos afrocolombianos que somos y estamos muy pocos. No está por ejemplo Cristo Señor de la Vida, que fue donde trabajó el p. William Riascos, en Marroquín II. Allá se tiene el espacio de la Eucaristía Afro.

- P. Lyimo: Mandé cartas a todas las parroquias, Cristo Señor de la Vida dijo que sí (y no vino).

- El compromiso de los afrocolombianos me llamó la atención. Es algo difícil. Exhorto a realzarlo porque es algo que vale la pena.

- María Angulo: Al negro, como en el campo, no le gustan las reuniones. Si va a una, no vuelve. Si eramos 60, cuando nos reuníamos, 7 eran hombres, casi siempre mujeres. Me preocupa. Ibamos a venir tres y estoy sola. ¡Una reunión de esta altura! Hace falta mucho negro. Conozco el trabajo en Univalle, todas sus dificultades. No somos los que estamos aquí. He estado en cinco reuniones y en todas queremos ver qué sacamos, somos muy inmediatistas. Lo digo porque lo veo en la parroquia. Pensé que esto estaba lleno de negros. Me imaginé como 200 o 300. Y apenas eramos 20.

- Guillermo Albornoz: No se preocupe tanto. Los que estuvimos fueron los que Dios quiso. Las grandes empresas han empezado con pocos. El llamado de Cristo es fundamental, ser multiplicadores. Si tenemos la voluntad, y con el Espíritu Santo, porque desde nuestras fuerzas podemos hacer muy poco. Vamos a ser perseverantes. Yo creo que hay una Fuerza Superior, ánimo. Esto apenas comienza. No esperemos que otros lo hagan por nosotros. Lo de la Hna. Ayda nos mostró que es valiosa (la pastoral). Tenemos la necesidad de desaprender muchas cosas, ahí donde están los jóvenes. No estarnos lamentando. Contemos con los que estamos. Hay mucha gente que necesita lo de nosotros.

 


 

PROBLEMATICA AFRO HOY

P. Lyimo: Desde la academia podemos hacer mucho. Si no conocemos lo que pasa con nuestro pueblo, no podemos planear bien.

Marcos Salazar:
Les presento a mi sobrino, Jimmy Salazar. Mi trabajo no es desde la academia ni es académico. Es la perspectiva de alguien llegado desde Tumaco a esta metrópoli. Porque eso es Cali para los tumaqueños. Tenemos que desaprender muchas cosas. Haremos la charla y preguntas.

Nos acostumbramos a mirar lo que nos dicen. Primero mirémonos a NOSOTROS. Escuché lo que María Angulo nos contaba y las comunidades marginadas funcionan así. Miremosnos los afrocolombianos. En el hogar se nos dan unas enseñanzas desde el vientre de la madre. Mi señora le pone música a la niña en el vientre y ya tiene su gusto. Estamos aquí, fuimos volados desde nuestro ambiente.

El idioma. Al indio le dejaron su idioma, a nosotros no.

Nos quitaron cosas inherentes al ser humano. Nos trasplantaron desde el mundo afro y aún así sobrevivimos. En el barco era peor que ir a Tumaco en bus. Fue peor. Miramos con los ojos de ellos. Nos hablan de que los ojos verdes son bellos. Los científicos de esa época decían que no aportábamos nada. Hemos resistido más que ningún grupo humano y nos llaman cobardes. Según ellos, han inventado todo. La historia la escriben ellos. Nos queda muy difícil. Si uno sobresale, se blanquea. Se ve con ojos ajenos. Se siente incómodo con su madre negra, sus hermanos. Se siente bien con los que dominan. Si no nos redescubrimos, no sabremos qué somos. Nos marcaban con cinco CARIMBAS, desde Africa. Una al subir al barco, otra al desembarcar, después cuando nos compraban. Ahora no están en la piel. En la mente. Están también en la mente del mestizo, que ya tiene mezcla. Nos maltrata. Tenemos la obligación de responder moralmente. Si alguien me roba, yo no le robo. Comenzar a mirarnos y no querer rebajarnos los labios ni decir "es bonita, pero es negra". Investigar los aportes, aprovecharlos. Va a haber una marcha desde la quema del Valladito (el asentamiento que incendiaron, probablemente manos criminales). Vamos a protestar contra el estado, contra el abandono. Esperamos que vayan muchos más. Que la conciencia haya crecido. En el Centro Comunal de El Valladito vamos a tratar de reunir a las organizaciones afro. Cada una hace una revisión, un diagnóstico y propone una solución. Si hay problemas de empleo, proponer creación de empresas, rehabilitar jóvenes. Hay congresistas afroamericanos presionando al ver la miseria. Vamos a hacer esas propuestas y pasárselas a Angelino Garzón (el gobernador del Valle), al presidente y hacerle seguimiento a lo que ahí se propone.
Hablamos de nosotros lo que podemos. Nos van metiendo en la cabeza que nosotros no progresamos, ellos sí. A los jóvenes los esculcan sólo a ellos. En el Exito nos pidieron formas de quitarse el estigma del racismo. Les propusimos sala de cómputo, parques para niños, y ahí están.
Vamos a hacer presión con sugerencias, con quejas, por escrito. Hacer algo pequeño, pero hacerlo. antes no había organizaciones afro, ahora son tres (en la universidad). Uno de ellos consiguió los cupos.
Presionar por empleo a los afro. Davivienda no es racista, la que se queja es la clientela. Desconfía si le manejamos su dinero, su tarjeta.
Lo individual, lo colectivo, sirve. Todos podemos aportar, las acciones mañana se vuelven a nuestro favor.

María Angulo: En Carrefour pedimos una lavadora con descuento. Pedimos que nos la instalaran y nos dijeran cómo usarla. Nos estuvimos 23 minutos y no nos recibían la plata, los empleados se pusieron a conversar. No les compramos. En el colegio Santa Teresita de Tumaco no me dejaron entrar, no es la primera vez que me pasa. En Carrefour nos rebotamos, les dijimos hasta misa: "No les dejo mi plata". Una señora, ya cuando iba saliendo, se le ocurrió decir "negro tenía que ser". Yo me voltié y le dije "¿Y usted qué es? Tutti-frutti. Yo soy negra y sé lo que soy. ¿Usted qué es?"

Marcos Salazar: Podemos mandar una carta. Hay un director regional. Ellos son una mezcla entre francés, argentino y colombiano. A través de la Pastoral podemos hacerlo.

Rodrigo Daza: Algunas inmobiliarias en Cali discriminan a la hora de alquilar. Dicen "si le alquilo a uno, no sé cuántos van a terminar". Y eso deteriora la casa. Yo pensé que eso sólo existía en los Estados Unidos, donde un afrodescendiente se pasa al barrio, y toda la cuadra baja de precio. Allá ha habido un trabajo largo y difícil. Acá uno ve un hueco justo en frente de donde empieza Mojica. La avenida Ciudad de Cali está lo más de bien en el resto de los barrios pero ¡pum! Uno se topa con el hueco justo cuando llega a Mojica.

Teresa Angulo: Unos dueños de lote no les quisieron vender y por eso, de pura pica, les dejaron el hueco ahí.

Pero la vaina es que el hueco es justo ahí. Y se ve en los barrios, en las calles que están sin pavimentar, en los parques que en realidad son escombreras o peladeros.

Yolanda Moreno: Los vecinos hacen mucha bulla. Son negritos, yo soy respetuosa. Los otros los quieren callar y les amenazan con la policía. Yo les digo "pongan su pancarta". Todo el mundo tiene su derecho. Ellos, los demás, sacan sus bafles y nadie les dice nada. Yo respeto todo el que quiera hacer su bulla.

María Angulo: Hay que quitar esas cosas, desaprender. Unos sobrinos míos compraron equipo con columnas. Y lo pusieron a toda. Me enojé con mis sobrinos. en la esquina no son blancos, sacaban los bafles y alguien les echó la policía. No estoy de acuerdo con irrespetar a los demás.

Marcos Salazar: Papá es mestizo, mi mamá afro. Nos encontramos un primo y yo y toda la gente mirando. Hablamos duro. Yo soy del Bucanero, mi esposa de un barrio blanco de Tuluá. Ella me llama la atención.

- Yo soy de Timbiquí. El río hace ruido y el mar lo mismo. Por eso nos acostumbramos a hablar duro.

Sigifredo Aricapa: He estado en diferentes partes de Colombia y es importante reeducar al mestizo, como con estos libros (Historia del Pueblo Afro...) ¿Cómo llegar a ellos para que entiendan? Allí están las lavadoras, ellas hablan al lado del río. Explicar por qué somos así. Yo tengo mis hijos y ellos compran un equipo y lo tienen que probar todo el mes. Eso ya lo entiendo. Yo criticaba antes al negro, ahora me critico a mí.

En lo mucho que nos deben los indios está eso de decirnos "El único que fue esclavo fue el negro". Me la montaron unos carniceros indios con el cuento de que nos pintaron y nos dejaron las manos blancas. Mi raza es sumamente dispareja. Tengo familiares en Pasto, en varias partes. Mi hijo es bilingüe, otro estuvo en Avianca y lo echaron de una. Yo he metido hojas de vida y nada. Me han hecho sentir el color de la piel. Nos critican el pelo. Yo soy de Zarzal, había un racismo tenaz. Nos hacíamos unas trencitas, a las escondidas, y se burlaban. Me gusta la civilización porque la gente se concientiza. Yo me casé en Medellín y tuve mis hijos ahí. Un paisa en el zoológico me dijo "Creía que esta especie ya se había extinguido ¡y anda con su miquito!" Colombia no ha hecho nada por mí.

(Catequista Cristo Maestro:) Usted tiene una herida muy honda, no la deje profundizar. Si no será infeliz.

Guillermo Albornoz: La esclavitud no sólo la hemos vivido los negros. Los israelitas la vivieron y ellos no eran negros. Lucas cita a Isaías: "Me ha enviado a dar el año de gracia del Señor, la liberación de los esclavos". No nos podemos quedar sembrando odio. Jesucristo no estuvo de acuerdo con la esclavitud. Nos lo han escondido. El Señor nos ha dado "amaos los unos a los otros". Que Él nos haga llegar a los que no tienen eso.

Cenaida Bonilla: Sobre el pelo tengo lo siguiente. Yo vivía por Centenario, por el conservatorio. La patrona mía tenía una tía. Decía "yo no sé porque las negras empeñadas por tener el pelo liso sabiendo que son negras". Y por eso nunca me lo aliso.

P. Lyimo: Y así se ve hermoso.

María Angulo: Sé lo que siente. Pero si usted es la mejor estudiante y no la dejan estudiar por ser negra, eso duele mucho. Veía a un niño blanco y me daban ganas de despescuezarlo. El padre [...] me dijo "quédate con tu gente y serás libre, si vas a la clínica blanca, serás esclava". En el blanco, el negro, está el Rostro de Cristo. Eso le amarga la vida a uno. ¡Para adelante!

(De Zarzal:) Yo no odio a nadie.

Teresa Angulo: La Hna. Zoyla Cueto estará en la parroquia de San José, ahí hay un Encuentro de Hermenéutica Negra, en el barrio Cristóbal Colón. Será en el Centro Claret, hoy domingo y el lunes. La Hermenéutica Negra se había parado, ahora reinicia. La entrada es libre.

P. Lyimo: Saquemos tres compromisos:

 


 

CANTO FINAL

¿Qué les gustaría escuchar?

Teresa Angulo canta

"Vamos a sacar el pueblo adelante"

 


 

ANTERIOR DOCUMENTOS ENTREGADOS:
PROGRAMACION CADHUBEV
CUPOS UNIVALLE
SEPARADOR M. L. KING
SIGUIENTE

ARRIBA

Make your own free website on Tripod.com