Make your own free website on Tripod.com

INFORME PASTORAL AFRO - CALI
2002-2004

INICIO

Introducción:

Han pasado tres años desde que los Misioneros de la Consolata asumieron la Pastoral Afro de la Arquidiócesis de Cali, solicitados por el inmolado Monseñor Isaías Duarte. El decreto define el trabajo de los misioneros como “Coordinación de la Pastoral Afro” y un “Anuncio agresivo de Jesús entre los negros”.

 

El proceso:

La pastoral entre los afros existe desde que existieron los negros en Cali. Es decir la Pastoral Afro en la arquidiócesis es más antigua que el trabajo de los consolatos.
Con el padre William Riascos, franciscano, que trabajaba en la parroquia Cristo Señor de la Vida en Marroquin II, se inició una nueva etapa, aparece por primera vez la opción de trabajar por y entre los negros. Desde su parroquia impulsó tenazmente la idea de una pastoral conciente a la cultura afro. Concretamente organizó un grupo afro en Marroquin II y otro en Mojica II. Este último se convirtió en AFROMOJICA.
Por otro lado, los padres franciscanos no habían asumido la pastoral afro como una opción de la comunidad. Trasladan al p. Riascos a Satinga y es nombrado William Palomeque, un sacerdote diocesano. Desde la Parroquia Jesús Señor de los Milagros (El Retiro) y en colaboración con el Padre Alfredo Walter asumieron el proceso por un corto tiempo.
El p. Palomeque organizó un equipo de trabajo con la mayoría de la gente de su parroquia. Se dedico más a la formación de las mujeres madres solteras que trabajaban en la fundación del p. Alfredo.

Es importante notar que Marroquín, Mojica y El Retiro son barrios que tienen una gran concentración de población negra.

Por otro lado no se puede desconocer la labor de las Hermanas del Santo Angel de Robles que trabajan entre los negros desde hace doce años. Desde ellas viene la propuesta de una pastoral afro. Sintieron la necesidad de evangelizar desde la cultura pero no sabían como hacerlo.

Los Misioneros de la Consolata retomaron el trabajo desde la parroquia del Santo Evangelio. Iniciamos nuestro trabajo con VER la realidad. Con muchas dificultades, nos hemos propuesto:

Sentimos que hemos despertado mucho la reflexión sobre la necesidad de la Pastoral Afro.

 

Desafíos:

Los desafíos son muchos, nombraremos sólo algunos.

  1. Muchos negros no entienden ni aceptan que haya una pastoral exclusivamente para ellos. Muchos no se identifican con ser negros.
     
  2. Un buen grupo del clero que trabaja con comunidades negras no ven la necesidad de una pastoral inculturada en sus parroquias, juzgan que el discurso afro es una amenaza a la integración social.
     
  3. La dificultad de tener que ir a hacer pastoral en parroquias ajenas.
     
  4. La absoluta ausencia de la pastoral en muchas parroquias.
     
  5. La tensión entre coordinar la Pastoral Afro y fundarla.
     
  6. Falta de compromiso por parte de los agentes de la pastoral.
     
  7. Desde la comunidad (IMC) no hemos podido crear un equipo de trabajo solido.
     
  8. Las comunidades afro en Cali no son homogéneas y algunas, como El Hormiguero y Robles, están muy apartadas.
     
  9. El afán de querer abarcarlo todo ha hecho que nuestro trabajo en las parroquias y grupos sea inconstante e invisible.
     
  10. No tenemos en nuestra parroquia un trabajo con los afro.
     
  11. Necesidades básicas no satisfechas en un gran porcentaje de la población afrocolombiana.

 

Propuestas:

  1. Fortalecer el “Equipo Misionero Afro [IMC]” de Cali. Se necesita urgentemente otro misionero. No descartar la posibilidad de fusionar el equipo de Cali y Cauca.
     
  2. Estudiar la viabilidad de trabajar con los negros desde la “Animación Misionera” y no desde “Pastoral Afro”.
     
  3. Formación y capacitación de los misioneros que trabajan con la pastoral.
     
  4. Contemplar la posibilidad de cambio de parroquia, ir a una que tenga buena concentración de negros.
     
  5. Redimensionar el trabajo.
     
  6. Hacer un trabajo fuerte con los negros desde nuestra parroquia. Para esto sería necesario estar en una parroquia de mayoría afro.

 

ARRIBA