Mayo 27 de 2004
La Universidad del Valle lanza estudio sobre población negra

La investigación señala que la población afrodescendiente se concentra en nueve comunas y sumaría unas 800.000 personas.

Viven en nueve comunas de Cali, donde se concentra la mitad de la población de la ciudad en sectores de clases media y baja. Su presencia se acentuó entre los años 30 y 70, cuando hubo una oleada de inmigrantes de la costa Pacífica buscando un mejor vividero. 

Sin embargo, hoy, 153 años después de la abolición de la esclavitud, ni los mismos afrocolombianos tienen certeza de cuántos son. La Dirección Nacional de Planeación y el Dane no coinciden con las cifras.

La Alcaldía maneja otro consolidado, distinto además al de académicos que no ven políticas para esa población en los planes de desarrollo de Cali y del Valle.  

El estudio fue dirigido por el sociólogo Fernando Urrea, de la Universidad del Valle y por el estadístico Olivier Barbary, radicado en Marsella (Francia), con apoyo de Conciencias y una institución francesa de investigaciones.

Se titula 'Gente negra en Colombia' y señala que el 75 por ciento del total de afrodescendientes se encuentran en las comunas 6, 7 13, 14, 15, 16, 18, 20 y 21.

Viven en barrios como Jorge Eliécer Gaitán, San Luis II, Petecuy II, Alcázares, Nueva Floresta, Eduardo Santos, El Rodeo, El Poblado, Alfonso López, Siete de Agosto, Las Ceibas, El Vergel, Ulpiano Lloreda, Calipso I, Alirio M. Beltrán, Alfonso Bonilla, Manuela Beltrán, El Vallado, Comuneros, Las Orquídeas, Mariano Ramos, Unión de Vivienda, Brisas del Limonar, Desepaz, Compartir, entre otros.

Dice el informe que de manera inversa, los barrios de clases media y alta acogen solo a un 15 por ciento de los ‘afro’.

Los inmigrantes de Chocó, Nariño y Cauca han preferido el oriente más que la ladera. El 62 por ciento vive en Aguablanca y las dos comunas del extremo nororiental. Pero la comuna 15 es el corazón histórico de la inserción residencial de quienes llegan de la costa Pacífica.

En el oriente un 74 por ciento de la población es negra. Le sigue un 52 por ciento de mulatos, un 49 por ciento de mestizos y un 47 por ciento de blancos.

“Por el contrario los barrios de clases media y alta (19 por ciento del total de la población caleña) alojan a un 24 por ciento de blancos, un 19 de mestizos, un 18,5 de mulatos y un 7,5 de negros…existe de manera global una segregación de la población negra pero que no puede decirse lo mismo de las poblaciones blanca, mestiza y mulata”, dice la investigación.

El sociólogo Urrea sostiene que en Cali la tercera parte de sus habitantes son afrocolombianos, eso significaría unas 800.000 personas.

Sandra Torres, asesora de la Alcaldía en temas de afrocolombianidad, cree que más del 60 por ciento de la población caleña es de raza negra, por lo que tiene una marcada influencia a la hora de elegir mandatario. 

El historiador Jhon Henry Arboleda, del grupo Cununo de Univalle, en una investigación encontró que el 52 por ciento de los caleños son afrodescendientes que tiene puntos de encuentro en la Quinta, Meléndez, el Terminal de Transportes, el Parque de las Banderas y la plazoleta del Cam.

Pocos patrones 

La investigación de Urrea y Barbary dice que un 9,2 por ciento (5,6 por ciento hombres y 3,6 por ciento mujeres) de la población ocupada urbana es patrón o empleador. 

El informe, sustentado en información del Cidse de Univalle y el Banco Mundial y la Encuesta Nacional de Hogares, señala que la población afro en la ciudad trabaja en ventas, comercio y hoteles. Las mujeres con un 29,4 por ciento y los hombres con un 18,9. 

Las manufacturas e industrias son la segunda actividad que les genera empleo (un 24,8 por ciento para ellos y un 18,5 para ellas). En transporte y comunicaciones labora el 9,2 por ciento de los hombres y el 1,9 por ciento de las mujeres. En servicios públicos y privados sociales, el 15,7 de las mujeres y el 13 de los hombres. 

En servicios domésticos se distribuye entre el 27,1 por ciento de las mujeres y el 15,7 por ciento de los hombres.  

La agricultura, la pesca, la caza y la minería dejaron de ser una de las fuentes de ocupación. En el sector financiero, seguros e inmuebles lo desempeña el 4,9 de los hombres y el 1,9 de las mujeres. 

El 38, 8 por ciento de los hombres trabaja por cuenta propia al igual que un 35,1 de las mujeres, advierte Urrea. 

El estudio dice que el 6,6 por ciento de los hombres y el 7,9 de las mujeres son trabajan en el sector público.  El 46,3 por ciento de hombres y el 41,7 de las mujeres trabajan en el sector privado, en calidad de obreros. 

Según Gente Negra en Colombia, la tasa de ocupación de hombre es del 59,7 por ciento y del 31,3 por ciento de mujeres. El desempleo suma el 23,1 por ciento.

Mayo 27 de 2004
Por cada mil niños negros que nacen en el Valle, mueren 125 por problemas de parto, según estudio

Esta investigación, del programa BID-Plan Pacífico, revela además que el 38 por ciento de la población del Valle es afrocolombiana.

Este trabajo, realizado por Jesús Aguas Limpias, indica que del 38 por ciento que son afrocolombianos, 10.000 tienen derecho a un médico, mientras que en las otras etnias se cuenta con 9,5 médicos. 

De cada 100 niños ‘afros’ que ingresan a la primaria terminan 32. En los otros grupos raciales 81 finalizan estudios. 

Por cada 500 alumnos en los planteles educativos hay 35 profesores. En el país el promedio de lecturabilidad es 1,5 libros anuales, pero entre afrocolombianos es de 0,4. 

Según Plan Pacífico, Cali es la ciudad con mayor población afro en Colombia y la segunda en Suramérica después de Salvador Bahía (Brasil). 

El Dane y Planeación Nacional señalan que el 80 por ciento de esa población vive en medio de necesidades insatisfechas. El 42 por ciento no tiene empleo, la cobertura educativa es del 38 por ciento. La tasa de analfabetismo es el de 43 por ciento. Por cada 100  bachilleres dos ingresan a la universidad. 

Mayo 27 de 2004
En la Asociación de Formación de Líderes Afrocolombianos ven con dificultad la unión de esta etnia

Ángela Socorro Mosquera, de Afrolíder, asegura que las personas de raza negra deben empezar por reconocer sus raíces y características.

“Trabajamos con las uñas y buscamos apoyo en la Alcaldía, la Cámara de Comercio y hasta el Banco de la República para organizar eventos que difundan la cultura del Pacífico”, dijo Lillian Rosero, directora desde hace 21 años de la fundación Raíces Negras.

Desde hace diez años esta organización se encarga de abrirle un espacio al Pacífico en la Feria de Cali. “Pero se necesita mucho más apoyo”.

Élber Izquierdo, de la Asociación Cultural Juvenil (Asocuju), piensa que se están empezando a abrir las puertas.

Tiene expectativa en que la Gobernación del Valle forme un comité con funcionarios de cada dependencia para tratar políticas afrocolombianas. 

Mayo 27 de 2004
Médico afrocolombiano atiende a personas de su raza en el oriente de Cali

Sus pacientes están desprotegidos y viven en una zona de alto riesgo por la inseguridad.

Muchos de las pacientes que atiende el doctor Luis Mariano Dranguet son heridos como en el caso reciente de una joven que sobrevivió tras ser ultrajada, recibir un disparo en la cabeza y lesiones con una arma cortopunzante. 

Ha atendido casos en los hospitales Carlos Holmes Trujillo y Universitario del Valle. Allí, su director, Jorge Iván Ospina, aseguró que el  centro asistencial labora una veintena de personas y por lo menos un centenar de enfermeras de raza negra.

 

 
 

Make your own free website on Tripod.com