Make your own free website on Tripod.com

PRIMERA CONFERENCIA NACIONAL AFROCOLOMBIANA - UNION AFRO

1ª CONFERENCIA NACIONAL AFROCOLOMBIANA
Bogotá, 24 de Noviembre de 2002

MESA DE TRABAJO MUJER


DECLARACIÓN DE VISIBILIZACIÓN

 

CONTEXTO LÍNEAS DE ACCIÓN MECANISMOS DE COORDINACIÓN
1.La mujer afrocolombiana ha sido el eje articulador y mantenedor de la cultura afrocolombiana, su aporte ha sido significativo en dicha construcción. De igual manera ha sido el eje de construcción del desarrollo social, económico, político y cultural de la nación colombiana.

Pese al aporte de las mujeres afrocolombianas a la construcción y proyección de la identidad nacional, el Estado Colombiano, la sociedad en general y en particular el proceso social afrocolombiano nos visibilizan sólo en el ámbito reproductivo y, a medias, en el comunitario. Cuando alguna mujer afrocolombiana sobresale en los otros ámbitos (económico, político, cultural) es porque ha tenido que hacer un esfuerzo triple para lograr estar en esos espacios. No se da porque haya conciencia real de que las mujeres afrocolombianas debemos estar en los diferentes espacios de nuestra sociedad.
1. Fortalecimiento de la Identidad étnica desde la perspectiva de género que permita el reconocimiento y posicionamiento social de las mujeres afrocolombianas para la construcción conjunta del desarrollo del pueblo afro y de la sociedad en general.

2. Transversalizar el proceso social de comunidades afrocolombianas con la perspectiva de género que permita el reconocimiento, potenciación y empoderamiento de las mujeres afrocolombianas en las diferentes esferas de la vida nacional.

3. Sensibilizar a la comunidad afrocolombiana, estado y sociedad en general sobre la problemática de la comunidad afrocolombiana y, en particular, la de las mujeres para generar compromisos de acción en la solución de la misma.
1. Generar una red de comunicación entre las diferentes dinámicas y expresiones de las mujeres afrocolombianas que nos permita construir una visión y articulación del trabajo que aporte a la construcción del proyecto de vida del pueblo negro.

2. Institucionalizar el 2 de mayo como el día de VIDA Y RESISTENCIA del pueblo afrocolombiano como acto simbólico de exaltación a los procesos de resistencia que las comunidades afrocolombianas vienen desarrollando en sus territorios.

3. Celebrar institucionalmente una fecha para resaltar el aporte que las mujeres afrocolombianas hemos hecho a la construcción y consolidación de la afrocolombianidad y de la sociedad en general.
2.En las comunidades Afrocolombianas, el liderazgo de las mujeres en lo público es reducido o casi nulo, puede verse en la poca presencia de mujeres en los espacios de toma de decisión como los consejos comunitarios, consejos municipales, asambleas departamentales etc. Cuando se las elige generalmente es como secretarias o en cargos de bajo perfil. 1. Cualificar y fortalecer el liderazgo, la organización y la participación ciudadana de las mujeres afrocolombianas para que incidan en los espacios de decisión.

2. Fortalecer y articular las diferentes dinámicas y expresiones organizativas de las mujeres afrocolombianas para consolidar el movimiento social de las mismas en aras de aportar al proyecto de vida de las comunidades afrocolombianas.

3.Los planes, programas y proyectos que se desarrollan en nuestras comunidades, impulsados por el estado o los procesos organizativos, homogeneizan la población y perpetúan la situación de discriminación contra la mujer, no tienen en cuenta sus intereses, sueños, aspiraciones y expectativas. Implementar la perspectiva de género desde la visión afrocolombiana en las políticas, planes programas y proyectos de inversión social que garantice a las mujeres negras el acceso y control de los recursos.
4.No existen datos reales oficiales que den cuenta de las diversas realidades de las mujeres negras, vivimos la ausencia de planeación de su desarrollo y de asignación de recursos de inversión social y financiera. Realizar censos, consensos, autodiagnósticos de la población afrocolombiana que permitan visibilizar a las mujeres negras para garantizar que los recursos se distribuyan de manera más equitativa en la inversión social y acceder a los recursos de la comunidad afrocolombiana y de las mujeres negras.
5.La situación de violencia que azota al país esta acentuando los niveles de pobreza absoluta en las comunidades negras y en particular en las mujeres. Ha aumentado el desplazamiento forzoso, las migraciones, la viudez, el madresolterismo, la prostitución, la mendicidad, el ladronaje, la violencia intrafamiliar, la pérdida del territorio y de la identidad. Todos ellos obstaculizan su desarrollo integral. 1. Generar estrategias de resistencia civil para garantizar el ser y la permanencia de la población afrocolombiana en el territorio.

2. Generar estrategias desde el movimiento social de comunidades negras que aporten a la resolución política, pacifica y negociada del conflicto armado, que garanticen la vida y permanencia de mujeres y hombres del pueblo negro en sus territorios, sin descuidar las particularidades en rurales y urbanos.

3. Formular propuestas desde el proceso social de comunidades negras que ayuden al fortalecimiento de políticas para resolver la problemática del desplazamiento de manera diferenciada, que garantice la atención de las necesidades particulares de la población afrocolombiana.

 

1ª CONFERENCIA NACIONAL AFROCOLOMBIANA

Bogotá, Noviembre 24 del 2002

 

MESA DE TRABAJO MUJER

 

CUADRO DE LÍNEAS DE ACCIÓN

 

DECLARACIÓN DE VISIBILIZACIÓN DEL APORTE DE LAS MUJERES AFROCOLOMBIANAS A LA CONSTRUCCIÓN DE LA COMUNIDAD NEGRA Y LA NACIONALIDAD COLOMBIANA

 

La Mesa de Trabajo Mujer de la 1ª Conferencia Nacional Afrocolombiana declara ante el Proceso Organizativo de Comunidades Negras, el Pueblo Afrocolombiano y ante el País que:

  1. El hecho de que en los tiempos de esclavización fuera constante la presencia de un tercio de mujeres por dos tercios de hombres ubicó a las mujeres en una situación de sobre explotación y desprotección ante las faenas domésticas y los apetitos sexuales de hombres negros y blancos, generando en el ser mujer la vivencia permanente de todas las formas de violencia.
     
  2. Pese a esta situación, nuestras ancestras asumieron la responsabilidad de convertirse en el soporte de liberación de nuestro pueblo. La construcción de las sociedades cimarronas no hubiese sido posible sin su aporte decidido en el suministro de información, armas y alimentos, en la generación de terrorismo psicológico en las y los esclavistas, e incluso en la utilización de su cuerpo para distraer la atención de los mismos.
     
  3. Si la historiografía nacional ha sido mezquina en el reconocimiento del aporte del pueblo afrocolombiano en la construcción de la nacionalidad colombiana, para el caso de las mujeres pareciera ser que no existiéramos. En materia de reivindicaciones no se nos menciona por ningún lado, situación que se refleja en los escritores afros, afectando de manera significativa la construcción de nuestras identidades como mujeres afrodescendientes. Por lo anterior, un sector de mujeres afrodescendientes hemos asumido el reto de trabajar la problemática de nuestras comunidades desde la perspectiva de género, haciendo énfasis en la mujer como una estrategia real y efectiva para lograr el desarrollo de las mismas, consideramos que un pueblo jamás podrá desarrollarse si se excluye a más de la mitad de su población que son mujeres.
     
  4. Los planes de desarrollo que se diseñan e implementan en nuestros territorios, así como los proyectos diseñados y ejecutados por los procesos organizados, no consultan las necesidades de las mujeres, y, cuando somos tenidas en cuenta, se hace para trabajar aspectos relacionados con el rol reproductivo. Se perpetúa de esta manera la situación de discriminación contra las mujeres afrodescendientes.
     
  5. El Proceso Organizativo de Comunidades Negras le ha restado importancia a la problemática de las mujeres, aduciendo que asumir esta temática debilita el proceso porque genera divisionismos. Consideramos que, al contrario, esta posición impide el fortalecimiento del proceso debido a que continúa sumiendo en la marginación a un sector de la población que ha sido la base de la existencia en el tiempo y recreación de la cultura afrocolombiana así como de la incidencia de esta en la cultura nacional.
     
  6. Las mujeres Afrocolombianas encarnamos en nuestro ser el ejercicio permanente de los valores del respeto, la solidaridad y la equidad, al punto que hemos logrado convertirla en una de las características principales de nuestra cultura.

Por todo esto, haciendo un llamado a la coherencia y como portante de esta construcción,

 

EXIGIMOS

 

Al proceso Organizativo de Comunidades Negras:

  1. Respeto y atención especial al tratamiento de la temática de mujer en el trabajo que realizamos.
     
  2. La problemática de las mujeres no debe verse ni asumirse como una responsabilidad sólo de mujeres, éste es un problema de todos y todas por ello nosotras trabajamos en la solución de la problemática de nuestras comunidades sin ningún reparo, duplicamos los esfuerzos como históricamente lo hemos hecho.
     
  3. La perspectiva de género debe trasversalizar todo el trabajo étnico, no debe utilizarse la problemática de las mujeres como una estrategia para captar recursos; por el contrario, se debe asumir como un compromiso de trabajo y de construcción de relaciones de género diferente a los otros grupos étnicos.
     
  4. El proceso debe generar estrategias que ayuden a la promoción de la participación y visibilización del liderazgo de las mujeres en los consejos comunitarios y demás espacios de toma de decisión de nuestras comunidades.
     
  5. Apoyar los procesos autónomos que las mujeres han venido construyendo en las diferentes regiones y localidades como una estrategia de cualificación del liderazgo y de aprendizaje para la intervención en lo público.

 

Al Estado Colombiano:

  1. Respeto y tratamiento especial a las mujeres afrocolombianas en las políticas, planes y programas que se desarrollan en el país.
     
  2. Que en la expedición de las leyes se tengan en cuenta las particularidades de género, etnia y territorio.
  3. Apoyar los procesos organizativos de las comunidades negras en especial los de las mujeres como una estrategia que disminuye los niveles de racismo y discriminación en el país para la construcción del estado nación.
     
  4. Generar condiciones reales y efectivas para que en los territorios de comunidades negras se trabaje en torno a la resolución pacifica del conflicto armado, de tal manera que se erradiquen los proceso de desplazamiento de nuestra gente para que las mujeres y niñ@s afrodescendientes no resulten siendo l@s más afectad@s.

Finalmente, las mujeres de esta mesa nos comprometemos a aunar esfuerzos para generar condiciones que permitan que el aporte de las mujeres en la construcción del pueblo afrodescendiente y de la nacionalidad colombiana sea cada día más cualificado y, sobre todo, refleje el sello del ser mujer afrocolombiana.

Mesa de Trabajo Mujer

 

ARRIBA  |  UNION AFRO  |  INICIO