LA PIRAMIDE SOCIAL COLOMBIANA
Ensayo De aproximación
Notas Previas

Raúl Alameda Ospina

1. El presente escrito es una síntesis de un trabajo de mayor alcance. Su propósito es el de poner en evidencia la inequitativa y compleja estructura de la sociedad colombiana, la que no se refleja en las estadísticas oficiales. Serán muchas las impugnaciones y los calificativos desfavorables, pero lo importante es llamar la atención sobre las abismales distancias existentes entre la base y la cúspide de la pirámide social.

2. La actual conformación económica y sociopolítica del país es la resultante del proceso histórico que tiene como antecedente remoto la sociedad aborigen y la conquista europea de América, a partir de lo cual se configuran tres tipos fundamentales de sociedad: la colonial española, semifeudal, esclavista y mercantil; la semicolonial inglesa que determinan hacia fuera dependencia y hacia adentro subdesarrollo.

El mal uso de los recursos humanos y geofísicos existentes, los términos desfavorables de intercambio, la pésima distribución de la riqueza y el ingreso, la crisis agrícola crónica, la altísima concentración de la propiedad de la tierra urbana y rural y del capital, las insuficientes estructurales de la industrialización, la acelerada y patológica urbanización y la guerra civil no declarada o violencia, se han agravado críticamente en la última década con la aplicaron unilateral y absurda de la globalización o apertura neoliberal, protocolizada en el Consenso de Washington en 1990.

3. En la definición de los distintos estratos, la variable económica, especialmente en lo relacionado con el ingreso y patrimonio, es si duda la de mayor peso. Si embargo, los antecedentes familiares, el nivel de educación, de los usos y costumbres y la escala de valores de carácter regional y local, tienden a relativizar tal variable. No es extraño que gentes muy pobres, pero con niveles considerables de educación o procedentes de familias distinguidas arruinadas, ocupen una posición social alta o que personas con bastante dinero pero incultas, se ubiquen en un estamento menor.

4. La metodología empleada para la elaboración de la "Pirámide Social" se fundamenta mas en investigaciones de caso, en múltiples datos e informaciones estadísticas sueltas sobre ingresos, salud, educación, en informes especializados de prensa, en el conocimiento empírico de la realidad socioeconómica, en la lógica y en la intuición, que en la Encuesta de Hogares que adolece de muy serias deficiencias.

En realidad de los seis estratos de la clasificación del DANE son apenas dos, porque: a) están conformados por niveles muy reducidos de ingreso, de tal manera que entre uno y otro existen diferencias que validen una condición social distintas, y, b) el límite que clasifica el ingreso del estrato 6 apenas si corresponde a un ingreso medio bajo, con lo que los estratos medio y alto quedan excluidos.

5. El cálculo de ingreso se ha hecho sobre un salario mínimo de $309.00 que equivale a $128.75 dólares, a la cotización de $2.400.

6. En vez de los acostumbrados estratos bajo, medio y alto y sus subdivisiones y con el fin de hacer más comprensible y realista al estructuración de la sociedad colombiana, hemos adoptado la siguiente clasificación: muy pobre, medianamente pobre, menos, pobre; menos acomodado, medianamente acomodado y más acomodado; menos rico, medianamente rico, más rico; potentado; con amplias diferencias entre el nivel inferior y superior del ingreso en cada estrato, sobre todo en el de menos pobre hacia arriba.

7. Hemos divido la población total, 42 millones de habitantes, 7.385.000 familias, con una composición numérica de seis miembros para los estratos miserables y muy pobre, de cinco.

 

Los estratos sociales en Colombia

Población miserable o marginada

Son desocupados o semidesocupados crónicas, asalariados agrícolas, microfundistas, mendigos, cargueros, recicladores, miniempresarios, pequeños tenderos, artesanos y negociantes, vendedores ambulantes, empleados de oficios varios, desplazados de la violencia y emigrantes campesinos. No menos del 80% de la población de este estrato carece de trabajo regular permanente, viven de la "economía del rebusque". El DANE sólo investiga el fenómeno de desempeño en las 13 ciudades más desarrolladas, dejando por afuera más de mil municipios y decenas de miles de veredas, donde la pobreza es extrema. Así mismo, considera como empleados a quienes trabajan una hora en la semana y a los que no buscan trabajo, frustrados por no conseguirlo. La mayoría de las viviendas de este estrato carece de servicios públicos: agua potable, luz, teléfono, alcantarillado. El déficit habitacional absoluto es de dos millones trescientos mil viviendas, mientras el relativo o cualitativo es de tres y medio millones. La casi totalidad de sus integrantes vive en ranchos, tugurios e inquilinatos. Carece de atención médica, hospitalaria y de medicinas. No menos del 25% es analfabeta, mientras cinco millones de niños entre los 4 y los 14 años no va regularmente a la escuela. Es en esta franja en la que se concentran los mayores índices de desnutrición por consumo insuficiente de leche, carne, huevos, verduras y frutas.

Un alto porcentaje de este estrato, cada día incrementado: a) busca el paramilitarismo, el ejercito, la guerrilla y en las sectas religiosas opciones de trabajo, y b) en el proceso de lumpenización, en el delito, su modus vivendi. Son raspachines, basuqueros, raponeros, atracadores, ladrones do oficio, sicarios, trabajadores sexuales, incluyendo niños. Pertenecen a una de las muchas formaciones mafiosas que alrededor de las más variadas actividades han ido proliferando en todo el país.

 

Muy pobre

Sometidos al desempleo y al subempleo son modestos trabajadores autónomos, informales, jornaleros, cuidanderos, minifundistas, vigilantes, empleados de servicio doméstico, obreros de taller, dependientes de almacén, pequeños artesanos, choferes, meseros, tenderos de barrida, vereda y aldea, policías y soldados profesionales. Habitan en inquilinatos, en viviendas de extramuros de las ciudades y en modestas casas de pueblos y veredas. Consumen una alimentación insuficiente, educan los hijos en escuelas públicas y la mayoría de ellos carece de atención médica regular.

 

Medianamente pobre

Este estamento está integrado por finqueros mesofundistas, colonos propietarios de tiendas y pequeños almacenes en pueblos o ciudades, funcionarios públicos municipales de nivel bajo, obreros industriales, propietarios de un vehículo de servicio publico, técnicos y profesionales recién egresados y de poca clientela, pequeños empresarios, maestros, comisionistas, negociantes, agentes vendedores, empleados de oficina y almacén, suboficiales del ejercito y la policía.

Viven modestas casas alquiladas o propias, educan a sus hijos en establecimientos públicos o en colegios privados de regular nivel. Solo parte de ellos cuenta con seguridad social.

 

Menos pobre

Hasta este estrato predominan los ingresos provenientes del trabajo. Lo característico es su calidad cultural y profesional relativamente alta.

Hacen parte de este estrato propietarios de granjas, pequeñas empresas agrícolas y ganaderas, de almacenes y tiendas de cierta importancia, profesionales universitarios de todas las ramas, artistas, periodistas, negociantes, comisionistas de finca raíz, contratistas y modestos empresarios, suboficiales y oficiales de baja graduación de las fuerzas armadas y de la policía, sacerdotes de pequeños pueblos, funcionarios públicos de alguna categoría, dirigencia media social y política, local y provincial y líderes sindicales de federaciones y confederaciones.

Viven en barrios modernos, algunos construidos en serie. Un buen número de familias posee vehículo de uso personal. La mayoría cuenta con servicios institucionales de salud, educan a los hijos en colegios particulares. Buena parte de la dirigencia política, empresarial e intelectual, procede de este estamento.

 

Menos acomodado

De este estrato en adelante comienzan a tener cada vez más importancia los ingresos de capital. Está integrado por propietarios de granjas modernas o pequeñas fincas bien ubicadas, dedicadas a la producción técnica y comercial de bienes agrícolas de alta demanda; pequeños industriales y rentistas, profesionales especializados, comerciantes medianos, jueces y funcionarios administrativos de alguna categoría, clero de parroquia y oficialidad media.

Residen en casas propias de buen vecindario, poseen vehículos de uso familiar, se educan en colegios y universidades de algún prestigio y cuentan con servicios prepagados de salud.

 

Medianamente acomodado

Son dueños de fincas agrícolas de explotación moderna o de grandes propiedades rurales alejadas o con tierras de regular o mala calidad, de lotes y de algunas propiedades urbanas, dueños de colegios de regular tamaño, urbanizadores pequeños, profesionales con éxito profesores universitarios de tiempo completo en universidades grandes, ejecutivos de empresas medianas, concejales de ciudades grandes, diputados, oficialidad superior y magistrados de tribunales regionales.

A más de las condiciones del estrato inmediatamente anterior, los de éste son socios de clubes, algunos de ellos educan a sus hijos en el exterior, a donde viajan de vez en cuando.

 

Estrato más acomodado

Son propietarios de fincas agrícolas, ganaderas y de recreo de alguna importancia, de terrenos urbanizables, de negocios financieros, almacenes elegantes, accionistas medianos de empresas grandes, rentistas financieros e inmobiliarios, ejecutivos de empresas importantes, altos mandos militares y de la policía, parlamentarios, magistrados de las cortes y altos funcionarios del Estado.

Viven en barrios exclusivos, poseen más de un vehículo familiar, se educan en colegios y universidades de renombre, con frecuencia en el exterior. Pertenecen a prestigiosos clubes sociales.

 

Menos rico

Son propietarios de haciendas, accionistas mayoritarios de grandes empresas agrícolas, de transporte, industriales de importación y exportación; altos ejecutivos de conglomerados, y de trasnacionales; importantes urbanizadores. Viven en condiciones similares a los del estrato anterior.

 

Medianamente rico

Son dueños de medianas empresas agrícolas de plantación: banano, flores, palma africana, caña de azúcar; propietarios de periódicos, y programadoras regionales; accionistas importantes de empresas de hilados y tejidos, confecciones, cuero y tabaco para consumo interno y exportación. Realizan considerables inversiones en el exterior. Pertenecen a este estrato contrabandistas y narcotraficantes. Sus condiciones de vida son ligeramente superiores a las del estrato menos rico.

 

Más rico

Pertenecen a los grandes clubes sociales, ofrecen grandes recepciones varias veces al año. Viven en lujosas mansiones, educan a los hijos en universidades extranjeras de renombre. Poseen mínimo un automóvil por persona y viajan continuamente al exterior donde tienen propiedades en los principales balnearios y centros financieros.

Conforman este estrato dueños de inmensos latifundios en los Llanos Orientales, el Magdalena Medio y la Costa Atlántica o accionistas mayoritarios de minas de esmeraldas, ingenios azucareros, plantaciones de palma, de grandes empresas industriales (ensamble de automotores, siderúrgicas y metalúrgicas, textiles, cementos, materiales de construcción), de cadenas de almacenes, supermercados y de venta de automóviles; grandes urbanizadores y Contratistas del Estado, empresarios del transporte terrestre y aéreo, de bancos y de corporaciones financieras; medios de comunicación (cadenas radiales, periódicos, canales de televisión), propietarios de universidades y clínicas; grandes importadores y exportadores; comunidades religiosas y empresas trasnacionales.

A este estrato hay que sumar los capos de las mafias del narcotráfico, el contrabando v las esmeraldas, así como a quienes han logrado formar inmensas fortunas mediante la corrupción política y administrativa.

 

Estrato de potentados

Integran este estrato los dueños de los grandes grupos o conglomerados constituidos por las más grandes empresas mineras, agroindustriales, manufactureras, comerciales, financieras, petroleras, editoriales, de comunicación, del transporte y de cuantiosas inversiones industriales y financieras en el exterior.

Tienen mansiones en varios sitios exclusivos del mundo, poseen aviones privados y hacen parte del Jet Set internacional. La mayor parte de ellos residen en el exterior, sus hijos se educan en los mejores colegios y universidades de EE.UU. y Europa. El ápice de este estrato está constituido por los cuatro grandes grupos Santodomingo, Ardua Lülle, Sarmiento Ángulo y el llamado Sindicato Antioqueño.

Al concentrar un porcentaje muy elevado de la riqueza y el ingreso, sus decisiones determinan las tendencias de la economía nacional. Sin hacer parte de las estructuras políticas formales, sus intereses fijan las principales orientaciones del Estado, así como sus relaciones internacionales.

 

Nota final

Los ingresos de los estratos altos, de más acomodados hacia arriba, sólo se aplican en minina parte a la ampliación del aparato productivo. No utilizan sus inmensas utilidades en la conversión de los recursos humanos y geofísicos en la formación de empresas que satisfagan la demanda nacional.

En buena parte sus ingresos se dilapidan en consumos suntuarios o se exportan.

 

Regresar
 

Make your own free website on Tripod.com