Make your own free website on Tripod.com

Pastoral Afro Cali - Novena de Navidad para las Comunidades Negras

 

18 DE DICIEMBRE DÍA TERCERO

LA NAVIDAD DE NUESTRA ESPERANZA

 

1.   Canto de entrada.

2.   Motivación para este día.

GUÍA: En este día tercero de la novena del Niño, sigamos preparándonos con fervor al nacimiento de Jesús. Hay la Palabra de Dios nos presentará la única esperanza que nunca falla. Esta esperanza es Jesús, nuestro liberador y Salvador.

Empecemos con el rezo del Santo Rosario.

3.   Rezo del Santo Rosario.

Intención para el Primer Misterio:

Por nuestros hermanos de raza que están sufriendo todavía por la esclavitud y la discriminación en varios países, especialmente en África del Sur y en Estados Unidos.

Intención para el Segundo Misterio:

Que el mundo tome conciencia de la dignidad de nuestros pueblos, y respeten nuestros derechos de hombres y de hijos de Dios.

Intención para el Tercer Misterio:

Para que pronto podamos tener sacerdotes, misioneros y obispos de nuestra sangre, que nos comprendan y puedan hablarnos con nuestro propio corazón.

Intención para el Cuarto Misterio:

Para que a medida que vayamos progresando, nos mantengamos sencillos, sin avergonzarnos de nuestra cultura, ni menospreciar a nuestros hermanos.

Intención para el Quinto Misterio:

Para que sepamos cumplir, como Jesús y María, nuestros deberes y reclamar nuestros derechos.

4.   Cantos, danzas, loas o arrullo...

5.   LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS.

GUÍA: En el libro de la sabiduría y en la Carta a los Romanos, Dios nos dice quienes son los culpables de tanta desgracia y opresión que hay en el mundo. Oigámoslo:

LECTORES: "Dios no hizo al hombre para que desapareciera, sino que lo hizo inmortal como El. Por envidia del diablo entró la muerte en el mundo" (Sab. 2,23- 24).

" Por culpa de un hombre (que fue Adán) , entró el pecado en el mundo y con el pecado entró también la muerte... Porque todos pecaron." (Rm.6,12).


GUÍA: Unos hombres llenos del Espíritu Santo fueron anunciando, muchos años antes, cómo Dios iba a liberarnos de nuestros esclavizadores por medio de un Niño, llamado Jesús.

El Profeta Isaías dice así:

LECTOR: "El pueblo que caminaba en las tinieblas vió una gran luz... es que el yugo que los aplastaba, la vara que golpeaba sus espaldas, el látigo del negrero, Tú los destruyes como en tiempos pasados. La bota de los soldados que hacen retumbar la tierra y los uniformes manchados de sangre, van a ser destruídos en el fuego, porque un NIÑOS NOS HA NACIDO, UN HIJO SE NOS HA DADO. Que viene con todo poder (Isaías 9,1.3-5)

Palabra de Dios

Todos: Te alabamos, Señor.

6. Comentario sobre la Palabra de Dios y nuestra realidad:

Hermanos: Cuando Dios nos creó, quiso que todos unidos fuésemos unidos con El, gozando de tanta maravilla que El había hecho para nosotros sus hijos.
Desgraciadamente, por maldad del diablo, entró en el corazón del hombre el orgullo que lo hacía creerse mejor que los demás; el egoísmo, que lo empujaba a querer gozar él solo, aparte de los demás, y la ambición que lo arrastraba a amontonar riquezas, hasta explotar a los hermanos. Por esto, cado uno nos hemos vuelto a la vez esclavos y esclavizadores, explotados y explotadores. Así, el varón se aprovecha de la mujer. El patrón del obrero y el obrero del patrón, una raza esclaviza a otra raza; una nación roba las tierras a la otra. Nuestros antepasados fueron arrancados de su patria y de su familia, despojados de su dignidad, de sus derechos, de su libertad, de su cultura, y obligados a trabajar como bestias de carga en las minas de las haciendas de los poderosos. Pero, hermanos, seamos sinceros: ¿no explotamos también nosotros a otras personas, tal vez a nuestras mujeres, a nuestros padres, a nuestros hermanos, hijos o amigos?... No es este el mundo que Dios hizo, sino el mundo que hemos fabricado los hombres.

Es Jesús quien nos libera, y quien sembró en el corazón de nuestro pueblo negro la grande y alegre esperanza de ser completamente libre un día. Por eso, nuestra gente sigue siendo alegre y mostrando su alegría en nuestras fiestas, en nuestros bailes, en nuestras poesías y cantos. Porque Jesús ha estado junto a nosotros, los sufrimientos de 300 años no han agotado nuestra capacidad de amar aún a aquellos que nos esclavizaron. Es Jesús quien impulsó a tantos hombres y mujeres de nuestra raza a luchar por nuestra libertad y hasta por la libertad de otros pueblos; El alentó a nuestros cimarrones a arriesgarse en sus fugas hacia las selvas en busca de una vida más digna y con plena libertad.

7.   Preguntas para el diálogo:

1.   ¿Cómo quería Dios que fuéramos los hombres?

2.   Por qué nuestro pueblo ha sufrido tanto y seguimos sufriendo hoy?

3.   ¿Cuál ha sido y es la aspiración mas profunda del pueblo negro y por qué?

4.   ¿Qué podemos hacer nosotros para que esta esperanza empiece a volverse realidad?

8.   Compromiso personal:

GUÍA: Inclinemos en silencio la cabeza, cerremos los ojos y delante de Dios pensemos:
¿ qué debo hacer y para liberarme de lo que impide ser un verdadero hombre y un cristiano comprometido? Le prometeré a Dios luchar para conseguirlo con su ayuda.

¿Qué podemos hacer juntos para llegar a ser una verdadera Comunidad Cristiana?

9. Coplas, loas o danzas...

10. Procesión por las calles.

MOTIVACIÓN DEL GUÍA ANTES DE LA PROCESIÓN:
Hermanos: Salgamos a proclamar por las calles las promesas que Dios nos ha hecho de salvarnos y liberarnos por su Hijo Jesús, junto con nuestra firme esperanza en El.

11. Procesión.

En ella se cantan se danzan y se bailan villancicos, arrullos o fugas.

12. Mensajes en coplas. Día tercero.

1. Mi pueblo lleva una herida, muy honda en su corazón: sus hermanos se la hicieron, sin pretexto ni razón.
Mas esta herida tan honda, no la ha infectado el rencor, por más que le arde muy dentro, su coraje cimarrón.

2. Mi pueblo entregó su sangre, por ganar la libertad, ¿por qué no agotó el dolor, su capacidad de amar?
¿Por qué la danza guerrera, aún no la sabe bailar, sino más bien su alegría y su anhelo de paz?

3. ¡Basta ya de esclavitudes, el odio muera por fin, desde hoy negros, blancos, indios, hermanos se han de sentir!; que en las playas de mi reino, yo les preparo un festín.
¡Recuerden bien la promesa que en Belén se va a cumplir!

13. Despedida en el templo.

Cantos, arrullos, fugas y danzas.

14. Oración final.

GUÍA: Señor Jesús, tú eres nuestra esperanza más firme. Así fuiste prometido por el Padre desde el principio, así te proclamaron los profetas, anunciando que un día los hombres de toda raza y nación, liberado por Ti, nos sentaríamos como hermanos a la misma mesa del amor, dentro de la gran comunidad que es Tu Iglesia. Fortalécenos con la alegría del Espíritu Santo para que no descansemos, mientras quede en el mundo algún hermano sin libertad. Amén.

16.   Despedida hecha por el guía:

QUE DIOS PADRE, DIOS HIJO Y DIOS ESPÍRITU SANTO NOS BENDIGAN A TODOS LOS PRESENTES Y A LOS AUSENTES.

Todos. Amén.

 

19 DE DICIEMBRE - DÍA CUARTO: LA NAVIDAD DE MARÍA

ARRIBA