Make your own free website on Tripod.com

Monseñor Isaías Duarte Cancino

Arzobispo de Cali

Biografía

Documentos

Foto Oficial

 


Biografía

Monseñor Isaías Duarte Cancino nació en San Gil, Santander, el 15 de Febrero de 1939. Hechos los estudios secundarios en un instituto del Estado en la ciudad de Bucaramanga, cursó la Filosofía en el Seminario de Pamplona y Teología en Roma.

Obtuvo la licenciatura en teología dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma .

Recibió la ordenación sacerdotal en Roma el 1º de diciembre de 1963, incardinándose entonces en la Diócesis de Bucaramanga. Como sacerdote desempeñó los siguientes cargos: vicario cooperador de la Catedral de Bucaramanga, profesor en el Seminario Mayor de Pamplona, Párroco de las siguientes parroquias: Espíritu Santo en Bucaramanga, la Catedral de Bucaramanga, Girón y Málaga, hoy capital de la Diócesis de Málaga-Soatá. Finalmente fungió como director espiritual del Seminario Mayor de Bucaramanga y simultáneamente Vicario de pastoral de la Arquidiócesis de Bucaramanga. El 10 de Abril de 1985 fue nombrado obispo titular de Germania de Numidia y Auxiliar de Bucaramanga y fue consagrado el 17 de junio siguiente.

El 18 de Junio de 1988 fue nombrado como primer obispo de la recién erecta Diócesis de Apartadó, en el Urabá Antioqueño.

El 19 de Agosto de 1995 su Santidad el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo de la Arquidiócesis de Cali, en reemplazo del Excelentísimo Señor Pedro Rubiano Sáenz.

 

 


Documentos

 

Discurso pronunciado en la jornada de la Reconciliación (3/4/98)
La Iglesia y los Derechos Humanos. En el quincuagésimo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (10-12-98)

 


 

Reconciliación y Perdón, Camino hacia la Paz
Discurso pronunciado en la jornada de la Reconciliación (3/4/98)


Saludo a los jóvenes porque son fuertes y generosos, porque su corazón está libre de odios y rencores.
Colombia vive una avalancha de violencia que destruye la vida de los colombianos.
Como fruto de esta violencia se han generado odios, rencores y resentimientos que empobrecen el alma e impiden la paz de nuestra Patria. La Paz es compromiso de todos. Si queremos alcanzarla es necesario caminar por el sendero de la reconciliación y del perdón.

Debemos reconciliarnos con nosotros mismos, con Dios, con nuestros seres queridos, con los vecinos, con toda la familia humana. Es necesario ser agentes de reconciliación y perdón, es decir, ser constructores de Paz.

Dejemos de lado los odios, los rencores y emprendamos el camino de la reconciliación. Es necesario un proceso pedagógico que nos conduzca a la paz. Este proceso se llama conversión: volver al camino de la paz, dejar todo aquello que nos aleja de nuestros hermanos.

Isaías Duarte Cancino
Arzobispo de Cali

 

 


Haga clic aquí para volver al Inicio de esta página

 

Haga clic aquí para regresar a la página principal